CENAR TARDE Y NO DESAYUNAR CUADRUPLICA EL RIESGO DE INFARTO

0

Cenar tarde y saltarse el desayuno multiplica por cuatro el riesgo de padecer un infarto, de acuerdo a un estudio publicado por la Sociedad Europea de Cardiología, quien además recomienda que el día debe comenzar con una fuerte ingesta de lácteos.

El estudio encontró que las personas con los dos hábitos alimenticios tenían una probabilidad de muerte cuatro a cinco veces mayor, otro ataque cardíaco o angina (dolor de pecho) dentro de los 30 días posteriores al alta hospitalaria por ataque cardíaco.
En dicha investigación se incluyó a 113 pacientes con edad promedio de 60 años y con síndromes coronarios agudos.
Se les preguntó a los pacientes sobre los comportamientos alimenticios en el ingreso en una unidad de cuidados intensivos coronarios. Saltarse el desayuno se definió como nada antes del almuerzo, excluyendo las bebidas, como el café y el agua, al menos tres veces por semana. La cena a última hora de la cena se definió como una comida dentro de las dos horas anteriores a la hora de acostarse al menos tres veces por semana.
El estudio incluyó pacientes con una forma particularmente grave de ataque cardíaco llamada infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI).
“Uno de cada diez pacientes con STEMI muere en un año, y la nutrición es una forma relativamente barata y fácil de mejorar el pronóstico”, dijo el Dr.
Marcos Minicucci, autor de la Universidad Estatal de São Paolo, Brasil.
Recomendó un intervalo mínimo de dos horas entre la cena y la hora de acostarse. “Se dice que la mejor manera de vivir es desayunar como un rey”, agregó. “Un buen desayuno generalmente se compone de productos lácteos (leche descremada o baja en grasa, yogur y queso), un carbohidrato (pan integral, panecillos, cereales) y frutas enteras. Debe tener entre un 15 y un 35% de nuestra ingesta diaria total de calorías “.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.

%d bloggers like this: